No se pierda las atracciones turísticas, pero escápese también para descubrir la verdadera Bruselas.

Cuando dos culturas se encuentran, suceden cosas sorprendentes, curiosas y fascinantes. Bruselas tiene la sofisticación y la elegancia de una próspera ciudad francesa, combinadas con la sensibilidad impredecible y bohemia de los vecindarios más oscuros de Ámsterdam. ¿El resultado? Bruselas es cualquier cosa menos aburrida.

Seleccione qué ver en un mapa